A MIS PADRES

“HAY UNA TIERRA DE LOS VIVOS Y UNA TIERRA DE LOS MUERTOS Y EL PUENTE ES EL AMOR,

LO ÚNICO QUE SOBREVIVE, LO ÚNICO SIGNIFICATIVO”. Thornton Wilder.

A vosotros, mis queridos padres, que a pesar de no estar aquí me acompañais en cada paso que doy. Gracias por ser el mejor espejo en el que poder reflejarme y por llenar de amor y de dicha cada uno de los instantes de mi vida.

Gracias por enseñarme a querer y a sonreír, a compartir y a respetar; gracias por acariciar mi corazón con tanta ternura siempre que lo necesité. Lo que hoy tengo, lo que hoy soy, mis logros, mis sueños y esperanzas, mi alegría y mi bondad…todo  ello es el fruto de muchos años de amor. No hay palabras para describir el profundo sentimiento de orgullo que me invade al pensar en vosotros, y en el mágico hecho de que yo soy vosotros.

 Os quiero para siempre.